img Noviembre 23, 2017

¿Qué es la Gastritis?

Es una patología muy común, que se define como una inflamación de la mucosa gástrica. Se producen con mayor frecuencia en pacientes con edades avanzadas. Las causas pueden ser muy variadas. La gastritis ocurre cuando el revestimiento del estómago resulta hinchado o inflamado y puede durar solo por un corto tiempo (gastritis aguda), también puede durar durante meses o años (gastritis crónica).

Las causas más comunes de gastritis son:

· Ciertos medicamentos, como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno o naproxeno y otros fármacos similares

· Consumo excesivo de alcohol

· Infección del estómago con una bacteria llamada Helicobacter pylori

Las causas menos comunes son:

· Trastornos autoinmunitarios (como anemia perniciosa)

· Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar)

· Consumo de cocaína

· Ingerir o beber sustancias cáusticas o corrosivas (como venenos)

· Estrés extremo

· Infección viral, como citomegalovirus y el virus del herpes simple (ocurre con más frecuencia en personas con un sistema inmunitario débil)

· Un traumatismo o una enfermedad grave y repentina como una cirugía mayor, insuficiencia renal o el hecho de estar con un respirador pueden causar gastritis.

 

 

Cuidados generales para la gastritis

· Intentá comer de manera fraccionada unas 4–5 veces al día.

· No hagas comidas muy pesadas, ya que esto hace que tengas digestiones lentas haciendo que tu estómago deba trabajar más.

· Tomate tu tiempo para comer, come lento y masticá bien todos los alimentos.

· No vayas a dormir después de cenar, intentá cenar 2–3 horas antes de acostarte y, si tomas algo posteriormente, que no sean alimentos sólidos.

· Si fumas, deja de hacerlo. Si no podés, busca asesoramiento, tu situación va a mejorar considerablemente.

· Si sos una persona nerviosa o sufrís estrés, fomentá actitudes y terapias relajantes (yoga, meditación, plantas relajantes).

· Evitá o disminuí el consumo de los alimentos grasos.

· Prepará comidas livianas (que sean hervido o al horno)

· Regulá los alimentos tostados o a la plancha, ya que las partes quemadas son irritantes y muy posiblemente te generarán malestar.

· Evitá los alimentos que contengan mucha sal o en azúcar, los muy condimentados o especiados y los alimentos preparados en escabeche.

· No olvides incluir en tu dieta el consumo de frutas y verduras que te aportarán antioxidantes, vitaminas del grupo B y fibra.

  • Compartir